Familiares y amigos del excapitán Byron Lima Oliva acompañaron el sepelio hasta el Cementerio Los Parques, en Mixco, su última morada. El reo fue asesinado con disparos en la cabeza el lunes durante un motín en la cárcel Granja de Rehabilitación Pavón.

El velorio se realizó con patrullajes de la Policía. Lima estuvo preso desde 2000 y cumplía la sentencia de 20 años de prisión por su vinculación con el crimen del obispo Juan José Gerardi Conedera que sucedió en la casa parroquial San Sebastián el 26 de abril de 1998, dos días después de su informe Recuperación de la Memoria Histórica (Remhi).