Una requisa sorpresa realizada en la cárcel Pavoncito, ubicada en Fraijanes, permitió el hallazgo de dos armas de fuego que estaban escondidas en una “caleta”, informaron las autoridades de la Dirección General del Sistema Penitenciario.

Las dos pistolas estaban envueltas en bolsas de nailon de color negro y estaban enterradas, indicaron las autoridades.

Las fuerzas de seguridad denominan como “caleta” a los agujeros que cavan los reos en el suelo o boquetes entre paredes para esconder objetos de tenencia ilícita.

En las últimas 48 horas se han efectuado dos operativos en la cárcel Pavoncito y 1 en la cárcel de la zona 17.

El viernes hubo una requisa en el sector 11 del Centro de Detención Preventiva para Hombres de la zona 18, en el que se encuentran pandilleros del Barrio 18.