La Policía detuvo a Edwin Osmildo Arana Rivera luego de bajar de un avión como deportado de Estados Unidos y lo sindicó a ser uno de los cabecillas de la banda de secuestradores denominada “los crueles”.

Fue detenido por asociación ilícita, plagio y secuestro, ya que tenía orden de captura desde el 25 de mayo por el Juzgado Primero Penal.

Detectives indican que Arana Rivera huyó del país al enterarse de la detención de la banda.

Desarticulada
El 29 de julio fue desarticulada la banda luego de un allanamiento en Estanzuela, Zacapa cuando liberaron a una madre adolescente y a su hija y detuvieron a seis personas.

Las víctimas, de origen salvadoreño, permanecían secuestradas desde el 6 de julio. Era una joven de 17 y su hija de tres años.

Los padres de la víctima contactaron a la banda que fingía ser un grupo que trasladaba personas indocumentadas a Estados Unidos, los llamados “coyotes”.

Pagaron un monto de dinero para llevarlas y luego les exigían US$6 mil para liberarlas.

La banda se hacía llamar así por “los malos tratos que les daba a sus víctimas”.

En prisión
Están detenidos Jairo Joel Alvarado Leonardo, de 30 años, alias “El Pajaro” jefe de la estructura criminal, Doris Marlene Galdámez Pacheco de Borja, de 40, Kevin Josué Borja Galdámez, de 20, Érick Ramírez Portillo, de 32, Pedro José León Fajardo, de 55, José Carlos León, de 26 años y un menor 15 años que fue remitido al juzgado correspondiente.