Con rótulos en las paredes, los médicos del Hospital de Amatitlán advirtieron a los pacientes que no tenían suficientes medicamentos para atenderlos. La situación fue confirmada por la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) pese a que el presidente, Jimmy Morales, ha insistido en que los hospitales están abastecidos.

Zulma Calderón, de la supervisión hospitalaria de la PDH, indicó que confirmaron que no se tiene el nivel óptimo de insumos médicos para atender. Mientras tanto, el viceministro de salud, Mario Figueroa, informó que gestionan una donación de Q4 millones con la República de China (Taiwán) para cubrir las necesidades de ese hospital hasta el final del año.

Figueroa estimó que para el fin de semana la situación tendrá que mejorar este fin de semana.
 

Con información de Emisoras Unidas.