El mecánico Américo Calletano Guglielmo Barillas de 60 años ha sido asesinado de un disparo cuando buscaba a una niñera en un camino de terracería en el sector Santa Rosita, Villa Canales.

Sus tres hijos, de 5, 6 y 8 años lo acompañaban y dormían en el sillón de atrás de su vehículo.

Su padre condujo el vehículo desde la aldea Santa Elena Barillas hasta el lugar en busca de una mujer que era la niñera de sus hijos.

"Cuando salimos a ver mi papá estaba tirado en el suelo", mencionó uno de los niños a los bomberos voluntarios luego del suceso.

Los delincuentes, al parecer, observaron a los niños y "les perdonaron la vida", según comentó uno de los paramédicos, ya que solo sufrían crisis nerviosa.

El mecánico vivía en la colonia Toledo, en la zona 11. Era padre soltero y los niños han pasado a estar bajo el cuidado de la Procuraduría General de la Nación para que la madre o un pariente cercano los pueda reclamar con la autorización de un juez.

Aún se desconocen los motivos del crimen, informó la Policía.

Lee también: