Dudas

El jefe de bancada Unidad Nacional de la Esperanza, Orlando Blanco, le pedirá aclaraciones al Ejecutivo.

•   Citación. Blanco indicó citarán a personal del Ejecutivo.

• Denuncia. A la vez, el congresista indicó que analizan presentar una solicitud de antejuicio contra el mandatario.

El presidente Jimmy Morales aceptó haberse reunido con personal de la empresa neerlandesa accionista de Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ).

La falta de acciones para anular el contrato de usufructo con TCQ por parte del Ejecutivo y la reunión “secreta” que tuvo el mandatario la semana pasada con accionistas de la nueva empresa generó críticas por analistas y diputados.

Durante una entrevista radial con Emisoras Unidas, la titular de la Procuraduría General de la Nación, María Eugenia Villagrán, calificó de preocupante el hecho que el mandatario se haya reunido con los nuevos propietarios sin la participación del abogado del Estado.

Es preocupante porque cuando una persona tiene un abogado y este está a cargo del caso, si va a haber algún tipo de reunión tiene que estar presente ese defensor”, enfatizó Villagrán.

El diputado de Encuentro por Guatemala (EG) Luis Pedro Álvarez consideró que fue una reunión “políticamente equivocada” porque no estuvo presente la procuradora general de la Nación.

Además, el jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, indicó que la transparencia de esas negociaciones deben ser medidas por resultados porque no son reuniones exclusivas del gobernante, sino de su equipo de trabajo que busca la mejor solución.

Como querellantes hemos estado atentos a la solución que se pueda encontrar,   lo que parece como un incidente de buena fe”, expresó el comisionado.

Marvin Flores, de Acción Ciudadana, explicó que es aceptable que se busquen soluciones rápidas, pero el   error del presidente fue que no estuvo acompañado por personal jurídico de la PGN, lo cual da la impresión de que se negociaron temas “secretos” y por la situación que se lleva en Tribunales no deben continuar esas prácticas.

El vocero presidencial, Heinz Heimann, mencionó que el Ejecutivo ya no se pronunciará más sobre el tema.