Luego de cometido un crimen, los investigadores se enfrentan con el problema de buscar indicios de los responsables. En ocasiones las huellas los pueden delatar.

En el caso de la Policía Nacional Civil (PNC) el gabinete criminalístico es el encargado de diligencias de este tipo. Roxana Alvarado, coordinadora del área de lofoscopia explica que para encontrar las huellas se valen de ciertos químicos.

La lofoscopía es la ciencia del estudio de las huellas.

PNC

Foto:

Para conocer a quién pertenece el rastro, la policía se vale del Sistema de identificación de huella dactilar o AFIS (por sus siglas en inglés). Por el apoyo de la Embajada de Estados Unidos en Guatemala, la PNC cuenta con aparatos portátiles de AFIS.

Por el tipo de huellas existe:

Dactiloscopía: Que es de la última falange de los dedos.

Quiroscopía: Son las huellas de las palmas de las manos.

Pelmatoscopía: Es la huella de las plantas de los pies.

Alvarado explica que las huellas han servido para identificar a los
responsables de casos de abusos sexuales, robo de vehículos y saqueo de viviendas.

Las huellas de las plantas de los pies han sido útiles en los casos de adopciones irregulares, indicó Alvarado.
 

PNC

Foto: