Calma fue la que pidió a todos lo involucrados en la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) el interventor, Alexander Aizenstatd. Aseguró que su tarea es poner en operación a dicha empresa y no liquidarla.

Aizenstatd habló del trabajo que le espera como interventor de TCQ en el programa A Primera Hora de Emisoras Unidas.

“No soy un agente del Estado” afirmó al explicar que es independiente de las personas que lo llevaron a ese reto, quienes fueron el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

La intervención es una medida cautelar porque aún no se ha presentado la solicitud de extinción de dominio, dijo Aizenstatd

Publinews

Foto:

A su criterio, si se opera de manera eficiente TCQ podría ser algo muy beneficioso del país. Si no se puede poner en marcha con los mecanismos de confianza en todos los interesados, no se hará, enfatizó.

En cuanto al personal que labora actualmente, aseguró que su misión no es despedir a nadie pero se tendrá que hacer la revisión de los contratos. Aizenstatd tiene que pedir autorización judicial para integrar su equipo de trabajo.

El interventor de TCQ aceptó el reto porque no podía negarse a servir al país sobre todo quienes se lo pidieron, aunque no lo haya buscado ni le sea rentable económicamente, indicó.

El anuncio de la intervención la hizo el presidente, Jimmy Morales, este jueves en la conferencia de prensa en la que se reveló la estructura que cooptó el gobierno para enriquecerse, misma que habría sido dirigida por el expresidente, Otto Pérez Molina y la ex Vicemandataria, Roxana Baldetti.

Con información de Emisoras Unidas