Una “offshore” es una empresa creada y registrada en un país diferente del que opera. ¿Pero es ilegal constituirla? En el programa A Primera Hora de Emisoras Unidas Juan Manuel Díaz-Durán Méndez, de la firma Díaz-Durán & Asociados y Ricardo Barrientos del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), dieron sus respuestas.

Los expertos fueron entrevistados en el contexto de la revelación de documentos de la firma panameña Mossack Fonseca, caso conocido como “Los papeles de Panamá”.

Díaz-Durán Méndez, que también es diputado del Congreso de la República, dijo que ese tipo de empresas se crean por cuestiones de seguridad, ya que las personas quieren permanecer en el anonimato.

AFP

Foto:

Se usan para la compra de aeronaves, vehículos marinos o para cualquier otro tipo de negocios, explicó. El abogado dijo que en Panamá las reglas han cambiado porque hay más controles porque hay gente que ha usado las “offshore” para fines por las que no fueron creadas.


Barrientos coincidió en decir que constituir una “offshore” es legal, incluso es parte de la globalización en el tema financiero. A su criterio, el problema es cuando es utilizada como un mecanismo para evadir impuestos o esconder ganancias de actividades ilícitas.

El experto del Icefi indicó que los interesados en operar al margen de la ley buscan países donde se den beneficios como el secreto bancario o que la autoridad local no cruce información para el tema tributario.

Juan Manuel Díaz-Durán Méndez explicó que la firma en la que participa es la filial en Guatemala de Mossack Fonseca. Indicó que tienen negocios con ellos porque es una firma seria, con 40 años de trayectoria en Panamá.

En cuanto a la apertura de una “offshore” que hizo Mossack Fonseca a favor de la guatemalteca Marllory Chacón, procesada en Estados Unidos por narcotráfico, y conocida como la “Reina del Sur”, aseguró que él no la conoce y nunca tuvo acercamiento con ella.

Publinews

Foto:

Explicó que su firma sí atendió al abogado Francisco Palomo Tejeda, asesinado en 2015, para asesorarlo en la adquisición de una sociedad a nombre de otras personas, pero no estaba Chacón.

El abogado Díaz-Durán Méndez considera que después Palomo Tejeda negoció de manera directa con Mossack Fonseca el caso de Marllory Chacón. Por su parte, Lucrecia Marroquín de Palomo negó que su esposo haya ayudado con eso a la "Reina del Sur".


Para el analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), Hugo Maúl, no se puede pensar que todas las operaciones hechas con una “offshore” en Panamá son ilegales, pero si hay algo que merezca ser investigado, se debe hacer, puntualizó.