Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) rechazaron el cuarto antejuicio contra el presidente del Congreso, Mario Taracena. La decisión de no dar trámite a iniciar la investigación contra el diputado fue de manera “in limine”.

El denuncia fue presentada por la integrante del Sindicato General de Empleados del Congreso Nidia Rivera por supuestos agresiones verbales durante el desalojo de la oficina que ocupaba el prófugo Luis Rabbé.

Los miembros de los tres sindicatos del Legislativo presentaron varias denuncias contra Taracena por haber impulsado varias modificaciones a la contratación de personal como la publicación de los listados de trabajadores y salarios de ese organismo.

Ningún antejuicio que han presentado los sindicalistas ha procedido por carecer de sustento.