Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dejaron en suspenso la licencia de explotación minera del proyecto Progreso VII Derivada, conocida como La Puya, ubicado entre San Pedro Ayampuc y San José del Golfo.

La suspensión se logró porque los magistrados otorgaron en definitiva el amparo que presentó el Centro de Acción Legal Ambiental y Social de Guatemala (CALAS) contra la mina de explotación de oro y plata.

El amparo provisional fue otorgado por la CSJ el 22 de febrero de este año, pero escucharon los argumentos de las partes en un audiencia efectuada el 16 de mayo.

El 6 de mayo la Corte de Constitucionalidad (CC) también otorgó un amparo provisional y un mes después el Ministerio Público (MP) clausuró las instalaciones el proyecto bajo sospecha de que habían continuado las operaciones.

Los señalamientos de la Fiscalía fueron rechazados un día después por los representantes de Exploraciones Mineras de Guatemala, S.A.