Análisis de Fausto Velásquez
Hay volatilidad en los precios

La volatilidad en el mercado internacional hace que haya una tendencia hacia la baja en los precios de los combustibles, los cuales se trasladan al mercado local.

Sin embargo, en la última semana la volatilidad se incrementó debido a la reunión que tuvo la OPEP esta semana, donde se confirmó que seguirán con la estrategia de no cortar el suministro y eso hace que haya una tendencia a la baja en las gasolinas por la producción
Además, no se puede precisar sobre una estabilidad en los precios, ya que los precios durante el año han caído.
 

La tendencia hacia la baja de los combustibles en los últimos días sigue sorprendiendo a los distribuidores.

En la última semana el precio del petróleo en el mercado extranjero continuó a la baja, y ayer la Bolsa de Nueva York informó que el barril del crudo cerró a un costo de US$35.62, precios que no se observaban desde hace casi siete años.

De acuerdo con el subtitular de la Dirección de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas, Mario Godínez, el precio del petróleo y sus derivados tuvo una tendencia a la baja en el mercado internacional, lo cual también tuvo una repercusión en el mercado local.

El funcionario agregó que, debido a que el país es importador, es necesario separar los factores que inciden en los precios como son los hidrocarburos, derivados del petróleo, la refinación y la demanda por el invierno en otros países.

“Esperamos que en los próximos días haya una estabilidad en la determinación de los precios y regrese al límite de los US$40 que era la proyección a principios de año, pero no se previó que fuera mayor”, añadió Godínez.

A la vez, el subdirector de Hidrocarburos mencionó que los precios en el país son los más competitivos de la región, los cuales se rigen por la libre comercialización.

Otro de los factores que, según los productores y distribuidores, ha impactado en la decisión de los precios es la reunión que tendrá la Reserva Federal de Estados Unidos para determinar si hay un incremento en las tasa de interés en el sistema bancario, lo cual puede impactar en el crecimiento económico de los países.