El presupuesto aprobado para este año nuevamente es criticado, ya que a pesar de que el Ministerio de Cultura y Deportes tuvo un incremento de más de Q22 millones en el presupuesto, la Dirección de Patrimonio Cultural y Natural tuvo una reducción de Q21 millones.

De acuerdo con algunos trabajadores la aprobación de los diputados en reducir los fondos a la oficina encargada de la protección del patrimonio cultural es inconstitucional, pues no cumple con los artículos 57 al 66 de la Constitución.

Otra de las demandas que hacen es que el Estado debe brindar atención a sitios arqueológicos, monumentales y al Centro Cultural de Guatemala, pero las acciones tomadas por los congresistas hace pensar que se busca usufructuar la riqueza patrimonial.