La enmienda que presentó el diputado del Partido de Avanzada Nacional (PAN), Fernando Linares, para que sea incluida en el Código de Migración que pretende expulsar a extranjeros que se "inmiscuyan" en política, ha sido cuestionada por varios de sus compañeros que aseguraron que no la apoyarán.

Linares defendió en el Congreso su propuesta indicando que no afectará al titular de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, Iván Velásquez; ni contra el embajador estadounidense, Todd Robinson, sino va contra aquellos extranjeros que se incluyan de proyectos mineros y realizan hasta bloqueos.

El jefe de la bancada de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Orlando Blanco, calificó la propuesta como xenofóbica, pues ya está tipificado en el Código Penal cuando extranjeros participen en temas políticos en el país.

Es un rezago ideológico, quieren atacar de manera incorrecta la intervención, la propuesta afectaría a periodistas, analistas políticos, investigadores que dan acompañamiento en Derechos Humanos o funcionarios de organismos internacionales. Espero que no tenga eco”, agregó Blanco.

A la vez, el presidente de la comisión del migrante del Congreso, Jean Paul Briere, indicó que las bancada UNE y Todos no apoyarán dicha enmienda, por lo que también considera que no obtenga los 105 votos.

El diputado del bloque Winaq, Amilcar Pop, también mostró su oposición a la enmienda, que será el primer tema de la sesión programada para mañana.