Dato

4 de marzo de 2016 Aifán junto a otras juzgadoras impugnaron sus traslados que había ordenado la Corte Suprema de Justicia.

Abogada

La jueza Erika Aifán es originaria de El Progreso, Jutiapa.

• Jueza. La abogada era titular del Juzgado de Primera Instancia Penal en Jutiapa.
• Traslado. En marzo de este año la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ordenó que Aifán pasara al Juzgado de Primera Instancia de Cuilapa, Santa Rosa lo que fue rechazado por la Corte de Constitucionalidad (CC).

Detalles

La nueva jueza del alto impacto incluirá en su agenda los casos pendientes.

• Siekavizza. Hace cinco años desapareció Cristina Siekavizza, una profesional que cuidaba a sus dos hijos. La audiencia que sigue es que la Fiscalía presente las pruebas que serán usadas en el juicio en contra de Roberto Barreda.
• Ejecuciones. En 2014 la Policía iba a realizar un desalojo y hubo un enfrentamiento con los pobladores que dejó a tres campesinos fallecidos. El caso está a la espera que se resuelva si los agentes deberán enfrentar juicio por ejecuciones extrajudiciales.
• Barquín. La próxima semana se deberá resolver la sentencia del juicio abreviado que solicitó Edgar Barquín, excandidato a la vicepresidencia por Líder, quien aceptó el delito de tráfico de influencias.

Erika Lorena Aifán Dávila fue designada para resolver los casos en el Juzgado de Mayor Riesgo B.

Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) nombraron a una jueza para conocer y resolver la gran cantidad de casos que están pendientes de resolver en el Juzgado de Mayor Riesgo B, a cargo de Miguel Ángel Gálvez.

Se trata de Erika Lorena Aifán Dávila, quien tomará el control de los procesos judiciales que están retrasados desde hace más de un año.

Aifán es titular del Juzgado de Primera Instancia Penal de Jutiapa, informó el Organismo Judicial (OJ). La abogada es originaria de El Progreso, Jutiapa.

La designación de Aifán se había planificado desde dos meses derivado de las audiencias del caso de defraudación aduanera denominado La Línea, que provocó la renuncia y el encarcelamiento del expresidente Otto Pérez y la que fue su vicepresidenta Roxana Baldetti.

Los casos que se conocieron en la judicatura retrasaron otros procesos y la Corte estimó “pertinente” el nombramiento de la jueza para auxiliar los casos.
Gálvez mencionó que “aún no le habían notificado” y añadió que respetaba la decisión de la Corte.

Erika Aifán

Facebook

Foto:

Con la resolución de la CSJ, Gálvez sería el juez del caso La Línea, el usufructo oneroso en la Empresa Portuaria Quetzal con la empresa de capital español Transporte de Contenedores Quetzal, S. A. por el que Pérez y Baldetti negociaron un soborno en 2012 de US30 millones por los derechos del puerto durante 25 años.
Gálvez desarrolla la audiencia del caso “Cooptación del Estado de Guatemala” desde el 6 de junio y ante la cantidad de sindicados, abogados y periodistas, la audiencia se ha extendido más de un mes.

Aifán fue una de las juezas que acompañó a la ex magistrada de la Sala Quinta Penal, Claudia Escobar, cuando denunció presiones del expresidente del Congreso Gudy Rivera para otorgarle un amparo provisional a Baldetti porque el Tribunal Supremo Electoral (TSE) la había suspendido como secretaria general del Partido Patriota en septiembre de 2015.

El 27 de marzo de 2016 la CSJ ordenó el traslado de Aifán junto con las juzgadoras Patricia Gámez y Jenny Molina a otros juzgados lo que calificaron las afectadas como “represalia”.

La nueva jueza de mayor riesgo había sido removida de Jutiapa al Juzgado de Primera Instancia Penal de Cuilapa, en Santa Rosa.

Josué Baquiax, quien presidía la CSJ el año pasado justificó los traslados a la renovación de los contratos de los jueces y en otras, a denuncias de corrupción o inasistencia al trabajo por parte de abogados litigantes.

La decisión de la CSJ fue impugnada el 4 de marzo de 2016 en la Corte de Constitucionalidad (CC) y los magistrados luego de escuchar a las partes favorecieron a las afectadas.