La nueva sentencia amplió el número de asesinatos por los cuales Sperisen fue condenado en primera instancia el año pasado de siete a diez, según el texto leído por la presidenta del tribunal, Alexandra Cambi Favre-Bulle.

Sperisen, de 44 años, es culpable de haber planificado o participado en la ejecución de siete reos, uno de los cuales abatió él mismo con un arma de fuego, en una operación para recuperar el control del penal de Pavón, en septiembre de 2006.

También es culpable de la muerte de otros tres prisioneros que se evadieron de la cárcel "El Infiernito" en 2005.

Sperisen tiene nacionalidad suiza por parte de su abuelo paterno. No puede ser extraditado a Guatemala, pero la ley suiza permite perseguir a cualquier ciudadano de esa nacionalidad aunque haya cometido sus crímenes en el extranjero.

Apodado "El Vikingo" a causa de su barba pelirroja y su gran estatura, Sperisen siempre ha negado su participación en los hechos.

Fue detenido en Suiza el 31 de agosto de 2012, tras haberse instalado en Ginebra en 2007 en casa de su padre, embajador de Guatemala ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Lee también:

CICIG y Ministerio Público difunde 24 escuchas telefónicas en #CasoLaLínea