Prudencio García, un coronel retirado español, perito propuesto por la Fiscalía, declara ante el Tribunal de Mayor Riesgo A, a cargo de Jasmín Barrios.

"Alguien dijo 'vamos a quitar el agua al pez', y así se hizo. Las áreas quedaron despobladas, practicamente sin gente por el conflicto armado", dijo.

El exmilitar califica los planes guatemaltecos de "excesos" por parte del Ejército.

En este caso, se juzga a dos militares guatemaltecos retirados por haber cometido violaciones durante seis meses en la comunidad Sepur Zarco, entre Izabal y Alta Verapaz a 15 mujeres en 1982.

Están implicados Eteelmer Reyes y Heriberto Valdez, detenidos en 2014.