Con el objetivo de reducir el hacinamiento en los centros carcelarios del país, el presidente, Jimmy Morales, informó que se buscará construir tres nuevas cárceles para albergar a privados de libertad.

El mandatario indicó que se está buscando el apoyo de la Secretaría Nacional de Administración de Bienes en Extinción de Dominio (Senabed) para los terrenos que serían utilizados en este proyecto.

Estamos dialogando con Senabed para buscar los terrenos que pudieran estar a disposición, hemos solicitado tres inmuebles, todo este proyecto será con fondos provenientes de donaciones”, expresó.

El jefe del Ejecutivo señaló que la primera solicitud es readecuar un área para convertirla en un centro de detención, y los otros dos terrenos para poder construir las cárceles de cumplimiento de condena.

Por aparte, la presidenta en funciones del Organismo Judicial, Silvia Patricia Valdez, indicó que han iniciado una mesa de trabajo con autoridades del Instituto de la Defensa Pública Penal (IDPP) y el Sistema Penitenciario para analizar los casos de los privados de libertad que ya finalizaron su condena.

Alrededor de dos mil personas ya cumplieron su pena, por esta razón nos reunimos con autoridades del IDPP, pues no existe un registro exacto de cuántas personas ya cumplieron su condena”, dijo la funcionaria.

Añadió que una de las propuestas de este organismo es la creación de unos módulos en la Granja Penal Canadá en el departamento sureño de Escuintla.

Actualmente existen 22 centros carcelarios y según registros del Ministerio de Gobernación (Mingob) indican que la infraestructura de los 21 centros de detención data de hace más de 20 años y fueron construidas para una capacidad de seis mil 800 privados de libertad.

Sin embargo, en la actualidad existen en estas cárceles más 19 mil internos, de los cuales 10 mil 832 están condenados y el resto en situación preventiva.