La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) informó que se iniciaron los estudios de geología en la finca Loma Linda, Tierra Nueva I, Chinautla, para determinar si es una zona habitable, luego del derrumbe registrado el sábado.

Alejandro Maldonado, titular de la Coordinadora, informó que alrededor de 170 familias están en riesgo, ya que tendrían que abandonar sus viviendas.

Asimismo, Maldonado explicó que los resultados del estudio se darán a conocer dentro de dos meses, por lo que se habilitaron dos albergues en el lugar. Una de las razones fue la saturación de agua.