El presidente del Congreso, Mario Taracena, informó que han solicitado la autorización judicial para destituir a 274 trabajadores que fueron contratados en el renglón 011, luego de que entrara en vigor la nueva Ley de Servicio Civil del Legislativo.

Taracena indicó que entre los despidos son parientes de congresistas, clanes familiares y personal con salarios elevados, no obstante, el Congreso tiene más de tres emplazamientos. A la vez, afirmó que cuenta con ahorros para cumplir con las indemnizaciones.

La nueva legislación de contratación de personal del Congreso prohíbe que ganen más que los diputados, por lo que los sueldos serán definidos por manuales de puestos y salarios. Sin embargo, comentó que algunos trabajadores que sean despedidos los contratará de nuevo con salarios acorde a sus funciones.

Empieza una etapa nueva en el Congreso, dura, de tragos amargos. No es algo personal contra quienes se tienen que ir, es cumplir la ley”, escribió el congresista en su cuenta de Twitter.

Taracena mencionó que la Procuraduría General de la Nación solicitó información del pacto colectivo, por lo que accionó en un tribunal de trabajo contra esa negociación.