Jorge Mario Fernando González Son, alias “Chory” y César Augusto Boche, integrantes de la Mara Salvatrucha, fueron condenados a 220 años de prisión, cada uno, por el coordinar y ordenar el asesinato de personal del Sistema Penitenciario, entre ellos agentes, un subdirector y un alcaide, informó el Ministerio Público (MP).

Las condenas fueron emitidas por el Tribunal Sentencia Penal de Mayor Riesgo A. Fueron 25 años por cada uno de los 7 asesinatos, pero pena se incrementó al hallarlos culpables de 7 personas heridas de bala y otras 3 con lesiones graves en otro ataque.

Publinews

Foto:

La fiscalía informó en comunicado que se estableció que los pandilleros fungieron “como ranfleros de la mara Salvatrucha y dirigieron, coordinaron y ordenaron ataques armados en los cuales fallecieron siete personas en ataques simultáneos en tres lugares distintos del país por inconformidades de los traslados de reos que se encontraban en el Boquerón y los llevaron a Fraijanes 2, ocurridos en septiembre del año 2009”.

Las víctimas fueron dos subdirectores del Sistema Penitenciario, un agentes de esta misma institución que tiene a su cargo el resguardo de los privados de libertad y las víctimas de los ataque que ocurrieron en Chimaltenango, en la Central de Mayoreo y en Villa Nueva.

Otro caso del que fueron encontrados culpables fue el asesinato del director del Sistema Penitenciario que se registró en Jutiapa, indicó el MP.