Gustavo Martínez, exsecretario general de la Presidencia durante el gobierno de Otto Pérez y yerno del expresidente, podría enfrentar un tercer proceso penal. 

En julio de 2015, Martínez fue capturado por su vinculación al caso Redes, y quedó ligado a proceso por el delito de tráfico de influencias. 

Posteriormente, en abril de este 2016, fue señalado en el caso en la Portuaria Quetzal, conocido como TCQ. 

Este lunes fue trasladado a Torre de Tribunales por su posible vinculación al caso Cooptación del Estado GT, un caso de corrupción por financiamiento ilícito de campaña electoral. 

A su ingreso a Tribunales señaló que va con las pruebas en la mano y que todo estos procesos han "afectado su honorabilidad".