La Corte Suprema de Justicia (CSJ) estableció en el Acuerdo 23-206 las tradicionales vacaciones en los juzgados y tribunales, que atrasarían los procesos de los casos de corrupción y alto impacto.

Los primeros beneficiados serán los juzgados y los tribunales impares que iniciarán sus días de descanso el 7 de noviembre de 2016.

Luego, el 7 de diciembre de 2016 será el turno para las judicaturas pares que volverán a laborar el 9 de enero de 2017.

Esta práctica se realiza año con año.

Se prevé que “para evitar retrasos” en las judicaturas de alto impacto será el juez quien decida qué trabajadores gozarán sus vacaciones para “que no queden inoperantes”.

Los procesos

En los juzgados de alto impacto se procesan los casos “Cooptación del Estado de Guatemala”, “La Línea” y el usufructo oneroso en la Portuaria, el caso “TCQ” que tiene como cabecillas al encarcelado expresidente Otto Pérez y la que fue su vicepredenta Roxana Baldetti.

También los casos “Lavado y política”, el “Botín en el Registro de la Propiedad”, “Plazas fantasma” y “Negociantes de la salud”.