Durante la reunión de alto nivel sobre seguridad que sostuvieron los presidentes de Guatemala, Jimmy Morales; de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; y de Honduras, Juan Orlando Hernández, este martes en la Casa Presidencial de El Salvador, se acordó que, lo antes posible, se implemente en las tres naciones la orden de captura regional.

"Es decir que los criminales no podrán pasarse de un país a otro y valerse de eso para evitar la captura", explicó el canciller guatemalteco, Carlos Raúl Morales.

El funcionario agregó que esta propuesta debe pasar por el Congreso de cada una de las naciones.

"Hace falta que pase por el Legislativo. De hecho, hace unos 15 años en el marco del Sica se propuso una iniciativa similar, pero no tuvo éxito", explicó.

Además, indicó que la idea es retomar la propuesta en el triángulo norte de Centroamérica. "Se debe ir al Congreso porque esto implica que una orden de captura de Honduras, por ejemplo, tenga vigencia en Guatemala y en El Salvador", expuso Morales.

Añadió que el propósito es lograr eficiencia y evitar que los delincuentes logren escapar de la justicia de sus países.