El predio de autobuses de la Antigua Guatemala, ubicado en la zona 3 capitalina, abrió de nuevo sus puertas y poco a poco han comenzado a circular las unidades, servicio que estuvo suspendido por extorsiones.

Aunque los empresarios solicitaron elementos de policía para garantizar la seguridad en las camionetas, este martes fueron designados soldados para acompañar a los pilotos en el viaje.

En otros puntos de la ruta también habrá presencia y vigilancia de la Policía Nacional Civil (PNC) de diferentes comisarías.

Emisoras Unidas

Foto:

Solución a medias

“Imagínese que hubiera una bala perdida que hiriera a un pasajero, eso también se lamenta” dijo uno de los representantes de choferes en entrevista en el programa A Primera Hora de Emisoras Unidas.

A criterio del representante, los soldados estarán en las unidades solo algunos días o hasta una semana como ha ocurrido en otras ocasiones, se quejó. Asimismo, advirtió que los delincuentes siempre estarán a la espera de encontrarlos desprotegidos.

Jacinto Castro, gobernador de Sacatepéquez, aseguró que son 60 soldados y 30 elementos de PNC los designados para cuidar los buses hasta nueva orden, y no solo para una semana.

El representante de los pilotos expresó sus dudas por las acciones de las fuerzas de seguridad y expuso que a los delincuentes les resulta fácil burlar los controles, incluso de cámaras de vigilancia, para entregar los teléfonos para extorsionar o disparar.