La Corte de Constitucionalidad (CC) favoreció a la diputada Delia Back y al empresario de Jutiapa Óscar Escribá, ambos de la organización política Libertad Democrática Renovada (Líder), al asignarles nuevamente una curul a cada uno para la legislatura 2016-2020.

La resolución fue por unanimidad de los magistrados del máximo ente legal del país. El fin de semana ingresaron las acciones legales de los legisladores.

La corte dispuso revocar la decisión de primer grado de la Corte Suprema de Justicia y como consecuencia, se les otorgó el amparo provisional”, explicó Martín Guzmán, secretario de la CC.

Los magistrados se basaron en que un conflicto entre la legisladora y un empleado municipal de Huehuetenango había sido desestimada.

El elemento que se utilizó para ser excluido de la adjudicación de cargo a señor Escriá surgió por la supuesta sustracción de mantas vinílicas del partido Unión del Cambio Nacional (UCN) y que las diligencias de antejuicio fueron declaradas sin lugar por la Sala Regional de Apelaciones de Santa Rosa”, añadió Guzmán.

Quedan fuera

La Corte rechazó las acciones del legislador del Partido Patriota (PP) Gudy Rivera y Mario Yanes, ambos enfrentan acciones de antejuicio y no podrán asumir el 14 de enero en el Congreso.

La resolución ordena al Tribunal Supremo Electoral (TSE) a emitir nuevos acuerdos para validar los cargos de elección popular.

El caso

Cuatro diputados que fueron considerados “no idóneos” plantearon acciones legales este fin de semana en la Corte de Constitucionalidad (CC), para revertir un fallo que los dejó sin curul el 24 de noviembre.

El 24 de noviembre, el TSE validó los cargos a 158 diputados y excluyó a doce por antejuicio, tres por ser contratistas del Estado y a Jafeth Cabrera Cortéz, por ser hijo del vicepresidente electo Jafeth Cabrera.

Los 16 diputados que obtuvieron una curul para el periodo 2016-2020 que fueron considerados “no idóneos” recibieron dos rechazos en el TSE y la CSJ les negó un amparo el 16 de diciembre. Solo la CC podrá devolverles la curul si son amparados.

El argumento, que por primera vez se hizo, fue por carecer de idoneidad, capacidad y de honradez, como lo explica la Constitución.