Análisis de Alfredo del Cid

Fue una estrategia equivocada
El procedimiento no fue el correcto, porque el equipo técnico del nuevo gobierno tuvo que haber buscado a los técnicos del Ministerio de Finanzas Públicas, pues ellos tienen los elementos para buscar un presupuesto equilibrado para su plan de gobierno.
 

La comisión de finanzas del Congreso convocó para mañana a los representantes del gobierno electo.

A pesar de que el equipo del gobierno de Frente de Convergencia Nacional-Nación (FCN-Nación) anunció su salida de la discusión del presupuesto en el Legislativo, el presidente de la comisión de finanzas, Leonardo Camey, requirió una propuesta detallada sobre las reducciones presentadas la semana pasada.

El presidente electo, Jimmy Morales, justificó la salida de sus representantes en el proceso, y resaltó que el Congreso y el Ministerio de Finanzas Públicas son los responsables de la aprobación del nuevo presupuesto.

Nuestra postura es que de urgencia nacional se apruebe el presupuesto, lo dejamos en manos del Congreso y del Ministerio de Finanzas, porque hay discusiones específicas y solo hay tres semanas para su aprobación”, explicó Morales.

Sin embargo, los diputados Juan José Porras y Álvaro González se opusieron a esperar un informe más completo del gobierno electo, ya que tuvieron su momento para que explicaran y profundizaran sobre los recortes sugeridos en su propuesta.

Que no lleguen el viernes no importa, pues algunos diputados ya coincidimos en reducir el techo presupuestario, pero hay que ser cuidadosos, los ajustes que le pidió al presupuesto es para que tenga una herramienta para que pueda gobernar”, enfatizó González.

Los integrantes de la comisión acordaron presentar un proyecto de dictamen para mañana y decidir qué propuesta se enviará al pleno para que sea aprobado.

El Congreso tiene hasta el 30 de noviembre para aprobar el presupuesto para 2016.

El Ejecutivo presentó un proyecto de presupuesto de Q72 mil 430 millones, no obstante, el equipo de FCN-Nación propuso un presupuesto de Q69 mil 923 millones, lo que es un ajuste de Q2 mil 506 millones.

Entre las reducciones que presentaron los técnicos de Morales son más de Q900 millones en el rubro de Obligaciones del Estado a cargo del Tesoro, donde son aportes constitucionales a entidades autónomas y descentralizadas.

Además, incluyó una disminución en el presupuesto del Ministerio de Comunicaciones por Q1 mil millones, a lo cual el diputado Leonel Lira cuestionó esa propuesta, ya que el financiamiento de esa cartera proviene de préstamos y donaciones.