La Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE) informó a la bancada de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) que trabaja en el proceso sancionatorio contra la empresa generadora Jaguar Energy por incumplimiento del contrato.

La razón por la que se puede poner la sanción es que la planta térmica está produciendo alrededor del 30%, cuando lo establecido es de 300 megavatios de energía a base de carbón.

Además, la generadora pactó con Energuate iniciar operaciones una fecha después de lo establecido, pero la CNEE desconocía de ese acuerdo.

Orlando Blanco, jefe de bancada de la UNE, resaltó que la planta fue certificada por autorización de exfuncionarios que hoy están presos, por lo que pidió a la Procuraduría General de la Nación un estudio para determinar la lesividad en el contrato y trasladará a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala una denuncia para que investigue si continúa el tráfico de influencias para seguir beneficiando a Jaguar.

Según Blanco los atrasos en la generación del suministro eléctrico impactará en el ajuste tarifario de los usuarios.