El Tribunal de Mayor Riesgo B inició el juicio a dos líderes de la “Mara Salvatrucha” por haber ordenado la muerte de cuatro personas en 2010 como mensajes de intimidación para las autoridades de seguridad.

Se trata de Cesar Augusto Boche, apodado “el Sleepy” y Jorge de León Hernández, alias "el Diabólico", cabecillas de peligrosa pandilla.

Los jueces escuchan los argumentos iniciales y ambos se absuvieron de brindar alguna declaración.

Cortesía

Foto:

El caso

La mañana del 10 de junio de 2010 las autoridades localizaron cuatro cabezas humanas en la vía pública como intimidación para el entonces ministro de Gobernación Carlos Menocal.

La primera cabeza fue encontrada frente a la puerta del Congreso. La segunda fue hallada en una pasarela frente al centro comercial Tikal Futura, en la zona 11 y la tercera en las cercanías de una estación de los Bomberos Municipales, mientras que la cuarta cabeza fue encontrada en la colonia Atlántida, en la zona 18.

Con mensajes

Las cabezas tenían mensajes escritos en cartulina. Uno de ellos decía: “No maz impunida en govierno”. Otro que recordó el motivo fue “Esto está sucediendo por todos los malos tratos e injusticias que hay las cárceles en el país. Si usted no le pone el mayor interés y dedicación a los malos tratos, de lo que aquí acontezca en adelante hacemos responsables a Gobernación y el Sistema Penitenciario ya que están abusando de la autoridad”.

Las víctimas fueron elegidas al azar. Eran tres hombres y una mujer de 30 años.

Condenado

La semana pasada Boche fue condenado por la muerte de personal de presidios.