Álvaro Colom arremetió contra la decisión de designar al empresario Mario Leal Castillo como aspirante a la vicepresidente por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE). “Las manos de la solidaridad se convirtieron en puños anaranjados”, afirmó Colom, en relación con el trabajo que Leal Castillo ha realizó con el Partido Patriota (PP).

Responsabilizó a Sandra Torres de estos cambios. “Ella es la responsable de esta decisión. Desfiguró el partido, lo volvió anaranjado, las manos de la solidaridad se convirtieron en puños anaranjados”, afirmó el exfuncionario.

“Agradezco estar lejos del partido, porque no me gusta lo que está pasando”, expresó.

Afirmó que Leal Castillo fue uno de los empresarios que confabuló en su contra en el caso Rosenberg.