Ciudadanos gritaron y quemaron cohetillos por la decisión del Congreso de avalar que el presidente Otto Pérez pueda ser juzgado como un ciudadano más.

¡Justicia! ¡Sí se pudo! y ¡Otto, ladrón, te vas a ir a prisión! Coreaban decenas de personas afuera del Congreso al enterarse de la votación de los diputados, que le retiró la inmunidad al presidente Otto Pérez para ser investigado y juzgado luego de ser acusado de dirigir una red de contrabando aduanero.

Decenas de ciudadanos quemaron cohetillos, agitaron banderas azul y blanco y sonaron vuvuzelas en señal de victoria.

Hubo manifestaciones frente al Palacio Nacional de la Cultura, en la Casa Presidencial, frente al Congreso y en El Obelisco donde se entonó el himno.

El martes el mandatario explicó que lo que atravesaba era “humillante” luego que la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público lo acusara de tres delitos.