Durante una hora el colombiano que dirige a la CICIG conversó con Luis Felipe Valenzuela y Marielos Fuentes en el programa "A primera hora" de Emisoras Unidas.

El comisionado se refirió a que a petición del Ministerio Público investiga el caso del contrato anómalo por la limpieza del lago Amatitlán, en donde está involucrada la ex vicepresidenta Roxana Baldetti. También de la continuidad del ente de la Organización de las Naciones Unidas, la manifestación que organizan los dirigentes de la organización política Líder, las investigaciones contra diputados, el prófugo Juan Carlos Monzón, el caso donde está involucrado Gustavo Martínez, yerno del presidente Otto Pérez y el caso de contrabando aduanero denominado La Línea.

El golpe dado el 16 de abril fue para confirmar su estadía en el país.
“Desde febrero de 2014 había planteado cuáles eran las líneas investigativas en las que íbamos a dedicarnos en dos años y se planeó la actividad investigativa de la Comisión de manera que entre marzo y julio de este año pudiéramos presentar la mayoría de las investigaciones concluidas, dado que en septiembre iba a terminar la Comisión y era necesario en agosto como revisión y evaluación pero también de conclusión de las actividades y estaba prevista que en el primer semestre de 2015 iban a salir muchas investigaciones como se han dado, es decir, no es un asunto planeado”.

Tenían un caso bomba.
“Siempre desde el principio se había hablado del caso bomba de la CICIG y cuál sería el que viene en similares condiciones. Es imposible que se pudiera organizar y desarrollar una investigación con una finalidad cuando se trata de un tema que se venía desarrollando desde muchos meses antes. El tema de la SAT fue el primero que anuncié hacia finales de 2013 y principios de 2014, inclusive antes que el tema de la financiación ilícita de las campañas”.

¿Cuáles eran sus sentimientos antes del 16 de abril cuando el presidente Otto Pérez repetía que no iba a dar la prórroga?
“Afirmaba que es una decisión soberana de Guatemala, que si era evidente que la Comisión continuara pues era, en todo caso, la decisión del presidente. Siempre insistí y lo digo todavía, la CICIG estará en el país hasta que el país lo quiera, es la evaluación del estado y la sociedad guatemalteca determinar el tiempo de permanencia”.

¿Cómo veía el rechazo del presidente y de la entonces vicepresidenta Roxana Baldetti?
“En todo esto hubo una mala compresión acerca del mandato de la Comisión y lo que significaba los cuerpos ilegales y aparatos clandestinos y de seguridad (Ciacs) que siempre se asimilaban a los grupos de la guerra o a los días siguientes a la firma de los acuerdos de paz que eran grupos que desaparecían personas, que asesinaban pero que había que entenderlos desde una dimensión nueva en la realidad de hoy. Eso afectó la evaluación en muchos sectores de la Comisión, no comprender que los Ciacs son ahora una entidad que ha evolucionado y es naturalmente distinta a la época de los años 80 y 90.

Usted se reunió con el presidente el 29 de abril, ¿acaso fue para discutir la renuncia de Baldetti?
No recuerdo lo que hablamos con el presidente aquella vez. No sabía que ese día iba a renunciar la vicepresidenta.

¿Cómo entender que no exista un proceso abierto contra Baldetti?
¿Y quién dijo que no hay investigación abierta? Es lo que siempre afirmo que cuando estén las pruebas para presentar en cualquier sentido sea favorable o desfavorable el resultado, en ese momento se hará.
 

¿Cómo está la investigación contra Baldetti?
En este momento estamos investigando lo del lago de Amatitlán, eso no estaba en las previsiones del año pasado. La fiscal general Thelma Aldana pidió a la CICIG que contribuyéramos al caso del contrato de la limpieza del lago y estamos en eso. Esta es una investigación independiente. Hay circunstancias que no pueden ser reveladas ahora, hay circunstancias que ese contrato, independientemente que vinculen o no a tal o cual persona, lo que se pretende es encontrar desde el fundamento del contrato hasta los beneficios que muchas personas pudieran obtener.

¿Cuán fundamentado está que Juan Carlos Monzón estaba en Estados Unidos y no en Corea del Sur?
“Habíamos mirado el día anterior y en los registros migratorios y constatamos que había salido hacia Estados Unidos. Estábamos en la disyuntiva, se presenta en muchas ocasiones decisiones que hay que tomar en el momento, se aplaza el operativo para esperar su regreso con el grave riesgo que de hacerlo ya se filtre la información o confiando en que estaba en Estados Unidos, hacemos los operativos y pedimos la deportación de esta persona. Optamos por lo segundo, un operativo de esa magnitud supone la organización de muchos grupos que tienen que actuar de la Policía Nacional Civil, de fiscales, de investigadores que acompañan en allanamientos. Entonces, dos días antes abortar el procedimiento hubiera resultado mucho más contraproducente, probablemente no hubiéramos encontrado al teniente Jeréz (Francisco Ortiz) o a Salvador González que eran dos personas importantes de la estructura de la SAT.

Entonces, ¿Por no perder a otros se podía perder a Monzón?
Puede haber resultados muy desfavorables de los operativos si hubiéramos aplazado su realización.

Después del operativo ¿Estaba asegurada la permanencia de la CICIG?
Con sinceridad siempre he planteado que el tema de la permanencia no me desvela, estoy cumpliendo un trabajo, una responsabilidad y lo hacemos en la medida en que Guatemala quiera. Nunca estuve pensando si va a haber un anuncio. Organizamos un proyecto hasta el 3 de septiembre y eso era lo que hacíamos.

¿Cómo analiza el rechazo de las máximas autoridades?
Hay una situación natural, la permanencia supone la demostración de una fragilidad en estructuras nacionales, reconocer ese desarrollo incipiente o no maduro de las estructuras como el Ministerio Público o los órganos de persecución penal no es deseable, siempre se insiste que su justicia es independiente, que hay fortaleza.

¿Cómo aplica el criterio para escoger las investigaciones?
A partir de las reuniones que sostuve con muchos sectores de la sociedad y del estado entre octubre y diciembre de 2013 fue como definimos cuáles podrían ser los temas fundamentales de investigación. En esta época el tema de corrupción es aceptado sin discusión. Antes había algunas inquietudes por el mal entendimiento de los Ciacs en la realidad de hoy. A veces se dedicaban más a la discusión si eran o no parte del mandato y no el tema específico de delincuencia que se estaba investigando. Ahora hay una aceptación generalizada aunque no exista una realidad en general. No hay objeciones a las investigaciones que venimos adelantando. En esa corrupción estructural pretendíamos analizar en todos los órganos de poder de qué manera se presentaba esa corrupción, una inquietud con el sistema de justicia que había llevado desde las comisiones de postulación a verificar temas relacionados con jueces y magistrados. Lo que faltaba y falta era el tema en el organismo legislativo, la constatación de corrupción en algunos integrantes. La CICIG no es un organismo con mucha capacidad para atender investigaciones, es decir, la comisión tiene un número limitado de investigadores y de abogados que no puede abarcar todos los temas que se quisiera en el país, algunos se van aplazando por la fuerza de los acontecimientos.

¿Qué opina de la manifestación que organiza Líder?
Creo que si hay reacciones espontáneas democráticamente uno debe aceptar esas expresiones de la sociedad, si son reacciones dirigidas me parece que hay una gran responsabilidad de los promotores. Las circunstancias de ahora en las que simplemente se ha venido actuando a partir de investigación criminal para presentar hechos delictivos ante los jueces debería ser ante ellos que se asuman las defensas y no con manifestaciones públicas.

¿Qué opina de Édgar Barquín que dice que las escuchas son una especie de invasión extranjera?
Hay una investigación que se venía realizando desde hace muchos meses, fue finalizando el segundo trimestre del año pasado que asumimos la investigación a partir de denuncias antiguas de la IVE (Intendencia de Verificación Especial). Veíamos con preocupación que algunas denuncias en lavado de activos no tenían una respuesta satisfactoria desde el Ministerio Público, algo similar al caso de Arnoldo Medrano, que tiene una cantidad de antejuicios y no hay nada que avance y pensamos que es conveniente involucrarnos para examinar cuál es esa situación. Desde nuestro análisis encontramos que sí ocurrían las cosas como la IVE lo estaba manifestando, esa es la explicación del caso de “Chico dólar” (Francisco Morales).

En el camino llegaron a Barquín.
Se hizo una evaluación, se volvieron a escuchar todas las interceptaciones que se habían tenido desde 2012 y 2013, se hicieron verificaciones de acuerdo con las escuchas y se fue construyendo el caso. No es una pretensión contra un partido político, el hecho es que si surgen hechos como los que han quedado evidenciado, tenemos la obligación de presentarlo ante los jueces. Inicialmente quien se escuchaba con mayor frecuencia en ese análisis de investigación de las escuchas era el diputado Jaime Martínez que aparecía con una mayor participación con “Chico dólar” y se siguen avanzando las investigaciones y dio por resultado lo que se presentó. Decir que es un tema de intromisión, hay una legitimación entre Guatemala y la Organización de las Naciones Unidas y nosotros actuamos de acuerdo del convenio, de manera que desde ese punto, no podría decirse que es una intromisión extranjera. El titular de la acción penal es el Ministerio Público.

Considera que hay más candidatos que deberían estar en prisión.
Naturalmente no puedo dar una opinión.

Ese día el partido Líder publica mensajes que adelantaba el caso, ¿Existió fuga de información?
Me sorprendió ese anuncio de la existencia de fuga de información siempre es un riesgo, creo que si hubiera existido realmente fuga no hubiera sido una anticipación con ese campo pagado, probablemente se hubiera hecho un escándalo. Podría haber un temor de que se hacía una investigación de la Comisión pero sin saber de qué se trataba, esto ya es muy difícil de controlar, que se sepa que se está investigando un hecho determinado, lo que sí puedo asegurar es que las interioridades de las investigaciones no han sido conocidas por nadie.

¿Qué le dice a quienes creen que la embajada de Estados Unidos tiene influencia en la CICIG?
Están muy equivocados, la CICIG no tiene ninguna dirección distinta a la que se ha establecido en la propia Comisión. En algunas circunstancias hay una coincidencia como la hay con otros sectores de la comunidad internacional, pero no es nada acordado, ni pactado, ni dirigido.

Durante la presentación del informe de la financiación de la política se esperaban más nombres.
Era hacer un examen integral de ese tema, cuando se hizo mención de algunos casos concretos se dijo es la tipología pero no es producto de una actividad de investigación criminal propiamente. Datos sacados de investigaciones de estudios académicos, en eso se basó. Se señaló en cada uno de los temas un nombre o un caso emblemático, no solo es una radiografía de la situación sino también una guía para las investigaciones en el Ministerio Público y en la propia CICIG se deben seguir desarrollando.

Habrán más casos de administraciones pasadas.
No hay una predeterminación de buscar casos en tal administración, hay situaciones que se miran hoy pero que surgen de administraciones pasadas. Hay hechos que son del pasado que están en investigación, no hay una determinación que es solo lo actual o solo lo antiguo.

En el caso de que hubiera pruebas contra el presidente lo enviaría a la cárcel.
He dicho y ha quedado hasta el momento demostrado que la CICIG actúa de acuerdo a las pruebas que se obtienen y en ningún caso se deja de actuar. Es decir, como plantean al presidente, pero con relación a cualquier persona, nadie está por encima de la ley, es algo que debe quedar instalado en la conciencia colectiva.

Los jueces han cambiado a partir del trabajo de la Comisión.
Creo que desde hace meses ha venido cambiando la actitud de los jueces, porque habían asumido una actitud muy defensiva como si la CICIG estuviera en persecución. He dicho a los jueces para mí es un dolor encontrar corrupción en el Organismo Judicial, quiero ese ente, estuve vinculado a la judicatura en mi país por muchos años, pero no es un tema de persecución contra jueces, cuando se ha presentado un caso es porque se ha desviado del camino.

Existirán más antejuicios contra diputados.
Es probable.

El caso de Pedro Muadi fue una advertencia al sector privado.
Eso significaría que estuviéramos actuando de manera política. Ese caso fue que había presentado unas denuncias de Acción Ciudadana y se logró en corto tiempo verificar y por eso fue presentado la solicitud de antejuicio y la captura de la secretaria.

¿Cómo se siente?
Es una aspiración de muchos sectores, cada vez más amplios porque la corrupción sea efectivamente combatida. Entiendo las capacidades de la Comisión, los reclamos de la población porque se atiendan tantos frentes no puede llevar al punto de una inactividad de la Comisión, entonces entiendo a qué debemos enfocarnos, cómo hacerlo y qué investigaciones tenemos qué aplazar, pero no es al punto que esa presión genere problemas. El caso de La Línea y el reclamo justo de saber los nombres de los empresarios beneficiados por la prevención de proteger a importantes empresarios y no esa la actividad en las acciones de la CICIG, se ha demostrado que nosotros no estamos para proteger a nadie, sea quien sea.

¿Existiría alguna modificación de las fotografías que estarán en la papeleta electoral?
No sabría decirle.

El caso de La Línea tiene un futuro importante, ¿Qué espera?
Se va a presentar la acusación contra los 24 vinculados inicialmente a la investigación. Se logró con todas las dificultades como los tiempos recortados que se pudo ampliar a los tres meses y se hizo la reconstrucción de mil 500 eventos que supone una actividad extraordinaria de los investigadores.

¿Cuál es su relación con la fiscal Thelma Aldana?
Es una excelente relación, estamos de acuerdo en la manera en la que venimos enfrentando el tema de la corrupción, coincidimos en los procedimientos, tenemos similares preocupaciones y expectativas.

¿Por qué dejaron ir a Luis Mendizábal?
No es precisamente que se deje ir es que en el momento en que se disponen las capturas por los jueces no se encuentra. En el momento que se emitió la captura estaba advertido cuando se allanó la boutique Emilio.

¿Cómo explicar que no esté involucrado el presidente si su yerno, Gustavo Martínez está en prisión?
Podría haber una explicación muy fácil y es que una persona muy cercana a otra se aprovecha para obtener un beneficio. El hecho que este ex secretario pudiera incluir una cita dentro de la agenda del presidente sin que se supiera el hecho profundo del señor Martínez me parece que es explicable.

¿Cuán vinculados están algunas renuncias de ministros con sus investigaciones?
No sabría decirlo. En la medida que se encuentran las pruebas para presentarlas a los jueces se hacen. Respecto a las renuncias de ministros no se ha presentado algún caso. En el tema de Edwin Rodas (ex viceministro de Energía y Minas) precisamente se estaba adelantando la investigación.

¿Qué puede hacer un ciudadano más allá de manifestar en la plaza contra la corrupción?
Me parece importante que asuman una veeduría social y se involucren a saber cómo funciona el sistema de justicia particularmente del Organismo Judicial. Es conveniente que sigan reclamando acciones de la justicia porque esa participación en temas del estado va construyendo institucionalidad.

¿Qué opina de los jueves de CICIG?
Es ingenio guatemalteco, habrán martes, miércoles también.