La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público (MP) presentaron el informe “Sistema de medición de la impunidad en Guatemala”, en el cual se observó una reducción de 5% de ese problema entre 2008 a 2014.

El representante de la CICIG, Carlos Mendoza, explicó que la medición de la impunidad fue sobre el número de casos denunciados de un delito en un plazo, los cuales no recibieron una condena o salida alterna en el tiempo que se hizo la medición.

El informe se realizó con registros del sistema Data del MP, que es el sistema informático de control de la investigación.

Según Mendoza la impunidad homicidios ocurridos en 2008 fue de 99%, debido a que en el primer año es difícil de resolver los casos y conforme transcurre el tiempo la impunidad disminuye, pero en 2014 se observó que fue de 94%, siendo en 2013 donde la impunidad se logró bajar a 89%, y eso se logra debido a los casos que obtuvieron sentencias.

La medición se hizo por departamento y en la región del occidente se observan las tasas más bajas de homicidio que son de un digito, pero en el departamento de Guatemala donde vive el 21% de la población se registra el 32% de los homicidios por lo hace que el nivel de respuesta sea más tardado y deben concentrarse más recursos”, agregó Mendoza.

Otro de los factores que inciden a que la impunidad no disminuya es por la falta de presencia del MP, del Instituto Nacional de Ciencias Forenses, juzgados y de la Policía Nacional Civil.

Entre los delitos donde registró mayor reducción de impunidad son en extorsiones y violencia contra la mujer, en este último se debe al fortalecimiento institucional que ha generado confianza en denunciar.

El titular de la CICIG, Iván Velásquez, resaltó que si se desea tener los niveles promedio de impunidad de América Latina que es de 80% se debe potencializar en 500% la eficiencia del sistema de justicia, lo cual tardará 10 años, pero si se quiere seguir reduciendo la impunidad y llegar a los niveles de Asia que es de 50% se debe continuar con el fortalecimiento del sistema judicial y tardará 20 años.