Manfredo Marroquín, Acción Ciudadana

Análisis
Presentar argumentos válidos

Los partidos tendrán dificultades porque los informes que presentan al TSE contienen cifras que no son reales, y eso les generará problemas para explicar de dónde obtuvieron los fondos porque habrá una brecha de lo que reportan contra lo que gastan, por lo que deberán plantear buenos argumentos para defenderse.

Este proceso es similar a los señalamientos de enriquecimiento ilícito, porque se debe argumentar de dónde se obtienen los recursos, si los ingresos que reportan son mucho menores.

La presentación del informe por la CICIG tendrá un impacto en la crisis política, ya que el financiamiento es el área más vulnerable de la Ley de Partidos Políticos.
 

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) requirió al Tribunal Supremo Electoral (TSE) los informes de gastos y financiamiento de los partidos políticos y determinar su origen.

Se espera que este mes se entregue la información requerida desde el 2012 y lo que han desembolsado en el transcurso del presente año para que el organismo internacional elabore el reporte del destino de los recursos que están utilizando los políticos para su campaña.

Publinews

Foto:

Sergio Chinchilla, auditor electoral, indica que los gastos que deben detallar las agrupaciones políticas son ingresos públicos y privados, aportaciones recibidas por simpatizantes a través de autofinanciamiento por medio de conferencias, espectáculos, cenas o sorteos, y otras formas de recaudación.

Ayer venció el plazo para que los 23 partidos hicieran entrega de los informes de campaña.

De acuerdo con el reporte del Mirador Electoral los gastos proselitistas de todas las organizaciones de enero de 2014 a mayo pasado han sobrepasado los Q103 millones, siendo Líder que ha gastado Q48 millones.