La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público (MP) dio a conocer la forma que operaba una empresa de seguridad relacionada con el expresidente del Congreso, Pedro Muadi.

Según la fiscal general y jefa del MP, Thelma Aldana, explicó que la investigación inició por una denuncia de Acción Ciudadana, en la cual la seguridad privada comenzó a trabajar en el Congreso, con salarios de Q8 mil cada agente. Sin embargo, los 15 guardias de seguridad nunca llegaron a laborar al Legislativo, por lo que se presume que Muadi ofreció dichas plazas.

Entre los siete allanamientos realizados hoy por la mañana a las distintas oficinas de Recursos Humanos del Congreso, fue capturada Claudia Bolaños, por haber creado una cuenta bancaria y de donde retiraba esa cantidad.

Mientras que el titular de la CICIG, Iván Velásquez, informó que los agentes de seguridad no recibían los Q8 mil y solo les entregaba Q2 mil. Los movimientos anómalos fueron observados entre junio y diciembre de 2013, por lo que el diputado se habría apropiado de Q630 mil.

Los fiscales secuestraron documentos relacionados con los contratos de esas 15 personas.

El caso que tenemos es del diputado Muadi, no se investiga a otros diputados, pero se buscarán esos recursos desviados para que sean devueltos”, indicó Velásquez.

Por último, Aldana hizo un llamado: “Lo más aconsejable para la población es que no voten por ellos”.

El MP presentó la solicitud de antejuicio contra Muadi por los delitos de peculado y asociación ilícita.