Un misionero argentino deja sus consejos por momentos para ganarse la vida en el tráfico. Como uno más de los cientos de comerciantes que aprovechan el tráfico insoportable de cada mañana y tarde para vender alimentos.

En el perfil de Facebook San Miguel Petapa.com se comparte la historia de Federico, el misionero de 22 años que dejó Buenos Aires, Argentina para predicar en Guatemala.

Hace un año casó con una guatemalteca, Karen, y “ante la falta de oportunidades”, ambos preparan panes que venden en el crucero de la colonia Villa Hermosa I,en San Miguel Petapa y la salida hacia la aldea Boca del Monte, en Villa Canales.

¿Qué les parece esta pareja emprendedora?