Miguel Gálvez, titular del Juzgado de Mayor Riesgo B, continúa con la audiencia de primera declaración a 20 importadores que fueron citados por su implicación con el caso de defraudación en las aduanas denominado La Línea.

La fiscalía citó a 41 este lunes. Dos no tenían abogado y su audiencia se pasó para enero, otros dos están fuera del país.

A 25 del primer grupo de 50 les imputaron los delitos de cohecho activo y caso especial de defraudación aduanera.

El juez Gálvez calendarizó para febrero la audiencia a un grupo y otro continúa con el proceso y espera la resolución.

En el tercer día de audiencia, los defensores siguen criticando a la fiscalía para recibir la acusación completa, incluida las escuchas telefónicas.