“Defensa mediática”
Análisis de José Carlos Sanabria

Las declaraciones de la ex vicepresidenta es una estrategia de defensa mediática para descalificar la investigación y desviar la atención hacia otros temas, aunque es cierto que todos los casos de corrupción deben ser de importancia para la población. A la vez, que el Ministerio Público esté presentando pruebas anticipadas que el juez debe considerar, permitirán tener una fase intermedia con evidencias más fundamentadas y así comprobar su participación.
 

El Ministerio Público (MP) presentó en la audiencia de primera declaración un audio sobre la distribución de Q2.3 millones que se defraudaron en la adjudicación para la compra de una fórmula para limpiar el Lago de Amatitlán.

En el caso están involucrados desde la ex vicemandataria Baldetti, su hermano Mario, exfuncionarios de la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca del Lago de Amatitlán (Amsa) y particulares.

Como prueba anticipada, el ente investigador presentó el audio de Brayan Giovanni Vitola Sutter donde involucra al exsecretario de Aguas de la Vicepresidencia Pablo Roberto González Barrios.

De acuerdo con la explicación que rindió Vitola en 2015, mencionó que el exsecretario Aguas le pidió como favor que le prestara una cuenta bancaria para realizar un depósito.

Vitola indicó que aunque González Barrios le mencionó que sería solo una aportación, se registraron varios depósitos de Q300 mil y Q400 mil para un total de Q2.3 millones, los cuales fueron entregados en efectivo en su residencia.

Sin embargo, por dicho favor el exsecretario de Aguas de la Vicepresidencia le regaló Q50 mil por el uso de las cuentas bancarias, aunque no justificó la procedencia de los fondos.

En 2014, Amsa adjudicó a la empresa israelí M. Tarcic Engineering un contrato para proporcionar una fórmula para limpiar el lago por Q137.8 millones, de los cuales se dio un anticipo por Q20.7 millones.

El MP sindica a 14 personas de integrar la estructura que defraudó al Estado por medio de la licitación, donde se involucra al intermediario de la empresa ganadora, Hugo Rodolfo Roitman Braier de haber recibido Q2.3 millones.

También están acusados Manuel Francisco Sosa Batres de haber recibido Q118 mil, Allan Franco de León, coordinador del proyecto de limpieza, ya que se presume que obtuvo Q80 mil.

Otros de los implicados son Sergio Alejandro Marroquín Vivar, por ser contratado por M. Tarcic y haber recibido Q225 mil.

La exgobernante Baldetti adelantó ser inocentey que existen otros casos de corrupción más grandes que se deben investigar y no solo hacer show político.