El Ministerio Público y la Policía Nacional Civil capturaron este jueves al exsecretario general de la presidencia, Gustavo Martínez. El también yerno del mandatario fue detenido en la zona 10 capitalina.

Martínez es señalado por los delitos de asociación ilícita y tráfico de influencias. El exfuncionario renunció al cargo como secretario el 2 de junio argumentando que su salida era para oxigenar el gobierno y al presidente.

"Estoy tranquilo", dijo el hombre de confianza de Otto Pérez, a su llegada a Tribunales. Aseguró que agentes de seguridad lo detuvieron en su casa de habitación y que buscaron pruebas. "Afortunadamente no encontraron nada, aunque no sé qué andaban buscando".