La Fiscalía Contra el Lavado de Dinero u Otros Activos del Ministerio Público (MP) capturó a cinco personas sindicadas de haberse beneficiado con fondos públicos de la municipalidad de San Luis, en el departamento de Petén, entre estas se encuentra el exgobernador de Jalapa, José Mario Cantoral Recinos.Las capturas se dieron este sábado en los departamentos de Jalapa, El Progreso y Guatemala, en donde se localizó a las personas que eran buscadas bajo órdenes de aprehensión autorizadas el pasado 22 de enero por el juez de Primera Instancia Penal y Delitos contra el ambiente de Poptún, Petén.

Además de Cantoral fueron detenidas las siguientes personas: Blanca Marina Ávalos, Aroldo Archila Orellana, Lilian Roxana Véliz Murga y Luis Rafael Guerra Sandoval. Todos sospechosos de haber cometido el delito de lavado de dinero.

Se informó por parte del que las órdenes de captura se giraron luego de una denuncia presentada por la Intendencia de Verificación Especial (IVE) en la que se señalaban los hechos.

Según el MP, Jesús Claros Arriaza, alcalde municipal en el período 2008 al 2012 se habría beneficiado con fondos de la municipalidad por Q1 millón 484 mil 588 al adjudicarles proyectos de infraestructura a empresas mercantiles propiedad de Guerra, Archila y Ávalos.

Asimismo, la Fiscalía estableció que Véliz Murga recibió dos cheques por un total de Q330 mil que tras ser cambiados fueron depositados a la cuenta monetaria de Claros Arriaza.

En el caso del exgobernador de Jalapa, se informó que habría recibido dos cheques por un total de Q648 mil 172, girados por la constructora propiedad de Guerra. Posterior a ello Cantoral al parecer emitió dos cheques a favor de un familiar del exjefe edil por un monto de Q170 mil, este último habría transferido los fondos a la cuenta de Claros.

Tras ser detenido, Cantoral Recinos, quien además es exalcalde de San Pedro Pinula, declaró a Emisoras Unidas que él es “una persona honorable” y que ha obtenido sus bienes gracias a la venta de ganado y granos, actividades a las que se dedica hace tiempo, según dijo, y finalmente calificó su captura como una “persecución política”.