El Ministerio Público (MP) informó sobre la captura del exdiputado, Gudy Rivera, por los delitos de tráfico de influencias y cohecho activo. La detención se registró en residenciales San Jorge, en la zona 11.

Rivera fue presidente del Congreso de la República siendo integrante del Partido Patriota (PP). Al ser llevado a Torre de Tribunales aseguró que “es un hombre de derecho y respetuoso de la ley”. Asimismo, agregó que “si he cometido un delito se tendrá que seguir el proceso. El expresidente del Organismo Legislativo no quiso calificar su captura como parte de una persecución política.

PNC

Foto:

Según la investigación del MP, la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) inició las pesquisas tras la denuncia de Claudia Escobar, cuando era magistrada de la Sala Quinta de Apelaciones del Ramo Civil y Penal, que indicó que Rivera ofreció beneficiarla si otorgaba una resolución favorable en una serie de acciones legales que existían contra el PP.

Escobar, cuando era magistrada, presentó un audio en el que asegura consta el ofrecimiento que le hizo Rivera. La exmagistrada dijo este miércoles que se trata de un caso “paradigmático” por haber sido un ataque al sistema de justicia que evidenció la interferencia de poderes del Estado que buscan grupos de interés.

PNC

Foto:

El MP había solicitado un antejuicio en su contra. Además, también se pidió que fuera arraigado tomando en cuenta que a partir del 14 de enero perdió la inmunidad porque no fue reelecto.

La resolución que se pedía a la Sala Quinta era que restituyera a Roxana Baldetti, como secretaria general del PP, luego que fuera suspendida por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) por haber participado en la proclamación de Alejandro Sinibaldi, como precandidato presidencial de dicha organización política.

Publinews

Foto:

No es el primer presidente del Legislativo capturado

“Eso no es normal” dijo el presidente del Congreso, Mario Taracena al referirse a que Rivera no es el primer expresidente del Organismo Legislativo que es capturado.

Taracena recordó los casos de Eduardo Meyer, procesado por el desvío de Q82.8 millones, así como el de Rubén Darío Morales, aún prófugo de la justicia.

El presidente del Congreso opinó que el mensaje que se envía con la captura de Rivera es que el pueblo quiere cosas diferentes, situación que también deberían de tomar en cuenta los actuales diputados en el momento de aprobar reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, así como quienes elegirán a magistrados de la Corte de Constitucionalidad.