Carlos Miguel Urbina Pérez, de 19 años, fue capturado por la Policía Nacional Civil (PNC) luego que vecinos lo sorprendieran dentro de la vivienda en la que fue encontrada sin vida una joven de 14 años de edad, que fue secuestrada en Coatepeque, Quetzaltenango.

La víctima fue Karla Paola Hernández González. El padre de la menor dijo a la policía que a su hija la interceptaron desconocidos, cuando iba hacia un molino de nixtamal.

Los vecinos apoyaron en la búsqueda. El rastro encontrado en el camino los llevó a una vivienda ubicada en el callejón “Don Elmer”, Pacayá II, Coatepeque, Quetzaltenango.

La policía informó que el cadáver de la menor estaba debajo de una cama, envuelto en una sábado e introducido en un costal. En el interior de la vivienda fue encontrado Urbina Pérez.