El vicecanciller Óscar Padilla llegó este lunes al pueblo Júpiter, La Florida, Estados Unidos, para verificar el caso de un connacional que fue asesinado a golpes el mes pasado durante una supuesta “cacería” de guatemaltecos.

El objetivo de esta gira, de acuerdo con un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, es “llevar a cabo un acercamiento que permita reforzar la presencia del Gobierno en el área y brindarles el apoyo necesario a los connacionales”.

“El vicecanciller sostendrá entre el lunes y martes reuniones con los líderes de la comunidad guatemalteca, con las autoridades y con los familiares de la víctima”, explicó Andrea Furlán, portavoz de esa dependencia.

Una de las consignas que Padilla les ha trasladado a los migrantes es denunciar las amenazas, debido que hasta el momento no se ha documentado ninguna queja sobre la supuesta “cacería”.

Furlán explicó que también se discutirá la elaboración de un plan de atención y la posibilidad de abrir un consulado en ese lugar, debido a que el más cercano está en Miami.

El 18 de abril Onésimo López Ramos fue asesinado frente a su primo y su hermano. El ataque ocurrió en el pueblo de Júpiter, ubicado en el condado de Palm Beach, confirmó la policía.

La investigación detalla que fueron atacados por un grupo de hombres que los emboscaron, entre burlas y risas. La víctima fue golpeada en la cabeza y el rostro con una piedra, según la publicación del  sitio “Crimesider”, así como el “Sentinel Sun” y “NBC News”.

La policía detuvo a tres sospechosos. Uno de ellos confirmó que habían salido a “cazar guatemaltecos”.