El titular del Ministerio de Relaciones Exteriores, Carlos Morales, acusó al ejército de Belice de haber ordenado patrullajes fronterizos a integrantes de organizaciones civiles a quienes calificó de “paramilitares”.

“Que organizaciones civiles en Belice patrullan armados el territorio beliceño y las áreas vecinas a la zona de adyacencia, incluso la zona de adyacencia recibiendo órdenes del ejército beliceño, eso en cualquier lugar del mundo se llama paramilitares”, mencionó el canciller Morales.

Las polémicas declaraciones del funcionario las brindó a Emisoras Unidas derivado a la investigación en torno al asesinato del menor Julio René Alvarado, quien se habría adentrado en la zona de adyacencia administrada por el gobierno de Belice y fue asesinado a balazos por guardabosques beliceños que forman parte de las patrullas de vigilancia.

“Lo más grave es el infome señala que las balas que mataron al niño fueron disparadas por ese personal paramilitar”, explicó Morales. “Esto es un hecho grave”, agregó.

El gobierno de Guatemala solicitó a la Organización de Estados Americanos (OEA) pronunciarse al respecto. “No podemos tener paramilitares patrullando con su ejército la zona de adyacencia. Digo que son paramilitares porque los soldados de beliceños son los que les dictan las órdenes. En este caso se pidió el pronunciamiento de la OEA”.

El embajador de Guatemala ante la OEA Gabriel Aguilera se refirió a Emisoras Unidas a que existen “falencias” en el proceso. “La OEA ofreció considerar el contenido y dar una respuesta”.