Debido a los últimos casos de accidentes de tránsito en que los responsables han salido libres y sin castigo, López anunció que alistan varias reformas al Reglamento de Tránsito, con el propósito de endurecer las sanciones para los pilotos que manejen ebrios.

“La gente en Guatemala maneja como le da la gana, hay borrachos al volante, por eso estamos trabajando en un cambios. Esperamos que en aproximadamente en 15 días esté listo”, afirmó el funcionario.

Añadió que se castigará a los reincidentes. “Primero habrá multa, después se les suspenderá la licencia de manera temporal y, si hay una tercera ocasión, se les suspende de por vida. Si el automovilista conduce con la suspensión puede ir a la cárcel”, expuso.

También aseguró que se debe aplicar el seguro para terceros. “Este tema ya está en el reglamento, pero no hay una verificación real. Ahora, se aplicará. La ley establece que debe haber un seguro, las víctimas superan con creces los decesos y quedan con impedimentos físicos”, añadió. “Por ejemplo, de las mil 500 muertes del año pasado por accidentes vehiculares, 700 son por atropellos que causaron los conductores”, enfatizó.

En las tres primeras semanas del año la Policía detuvo a 234 personas por conducir bajo efectos de alcohol y a 244 por homicidio culposo, lo que suma 478 capturas.