El titular de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Juan Francisco Solórzano, reconoció que el mayor reto para la recaudación de los impuestos sigue siendo en aduanas, ya que en julio el agujero fiscal sobrepasó los Q1 mil millones en esos puestos de control.

Sin embargo, el superintendente indicó que en agosto la ejecución en aduanas ha sido de 97%, lo cual mejoró en comparación al mes pasado que era de 66%, informó después de una citación en el Congreso.

Estamos reduciendo la brecha en aduanas donde hemos tenido el agujero más grande y esperamos que en agosto sea el primer mes que superamos la meta, pero faltan dos días no quiero ser optimista antes de tiempo y tener los resultados finales”, mencionó Solórzano.

El funcionario explicó que se han tomado diferentes medidas, como trabajo de cerca con el personal, implementación de planes pilotos en diferentes aduanas, pero según datos del Banco de Guatemala las importaciones y exportaciones han disminuido como el tipo de cambio ha afectado en los ingresos.

Solórzano explicó que la brecha acumulada es de Q352 millones, la cual esperan ir reduciendo en Q100 millones en los últimos cinco meses del año y así alcanzar la meta de recaudación programada.