Mediante un comunicado, Brahva dio a conocer los motivos que provocaron el accidente aéreo ocurrido esta mañana en zona 15.

De acuerdo con el documento, a la hora y media de vuelo, el piloto Javier Merino identificó un fallo en uno de los cilindros de LP, que es el combustible que la aeronave utiliza para volar.

"De manera responsable, el piloto Javier Merino, quien es piloto certificado para volar este tipo de aeronaves decidió hacer un descenso controlado en el jardín de una casa en la Zona 15. Para prevenir", aseguró la marca.

Este dirigible no cuenta con una estructura sólida por lo que descendió sin generar ningún tipo de daño físico o material. Sin embargo, durante el aterrizaje topó con un alambre electrificado por lo que dejó sin luz al sector por algunas horas.

"El Zeppelín está en condiciones de volver a volar, el fallo fue en un tanque, no en la infraestructura. Para Ambev lo más importante es la seguridad de   las personas por lo que los vuelos serán realizados en la playa como se tenía planificado", aseguran los representantes.