Más de diez integrantes de los Bomberos Voluntarios ayudaron esta mañana a trasladar a una mujer, de 63 años, que pesa más de 500 libras de su vivienda en la zona 3 al hospital San Juan de Dios, debido a que sufre problemas de salud.

De acuerdo con los socorristas, la tarea resultó difícil, debido a que por su peso la mujer no puede caminar, por lo que se necesitó la ayuda de más de diez personas y de un picop.