Luego de que se conociera que hace unos días se suscribió un contrato por Q137.8 millones con Tarcic Engineering y la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlán, con el propósito de generar una fórmula química para limpiar el agua contaminada del lugar, la vicepresidenta Roxana Baldetti, inspeccionará hoy los trabajos que se están realizando para recuperar el lugar.

Ante la polémica que se ha generado, Baldetti y el mandatario Otto Pérez han defendido el proyecto. “Hay que darle el beneficio de la duda”, aseguró Baldetti.

La Facultad de Ciencias Químicas y Farmacia de la Usac le recomendó el viernes pasado al Gobierno no aplicar sustancias químicas que no cuenten con un respaldo técnico ni científico.