Luego de las reacciones que se han gererado en contra de la aprobación del presupuesto del próximo año que asciende a Q70 mil 600 millones y que incluye tres nuevos impuestos, la presidenta en funciones, Roxana Baldetti, dejó claro que el Ejecutivo no vetará el documento.

"Que quede claro, no se vetará el presupuesto. Es mejor tener un proyecto de asignaciones así, que no tener nada", enfatizó.

En relación con los tributos, la funcionaria explicó que es una de las maneras de financiar los gastos del próximo año. "No querían más préstamos ni más bonos, entonces se decidió por impuestos, pero si no quieren, volvemos a los préstamos y bonos", afirmó.

Los diputados les dieron luz verde el viernes pasado a tres impuestos nuevos. En el artículo 61 del documento se reforma la Ley de Minería y se elevan 10 por ciento las regalías. “El 9 por ciento será para el fondo común y el 1 por ciento se le asignará a las municipalidades”, se lee.

En el artículo 62 se crea un impuesto mensual para las líneas de telefonía fija o móvil, “que se encuentren asignadas por la Superintendencia de Telecomunicaciones”.

“El tipo impositivo de este impuesto es de Q5 por cada línea asignada de telefonía fija o móvil en la red a cargo del sujeto pasivo. En el caso de centrales de llamadas o líneas concentradoras de llamadas, el sujeto pasivo de este impuesto estará sujeto al tipo impositivo de Q100”, se consigna en el presupuesto.

Además, en el artículo 79 se aumenta la tarifa del tributo a la distribución del cemento y pasa de Q1.50 a Q5 por quintal.

Te puede interesar:

Impuesto de Q5 en telefonía afectará más a usuarios prepago

Advertencia del sector empresarial

Gobierno se defiende de acusaciones por presupuesto